Páginas

martes, 21 de abril de 2015

EL SILENCIO

El silencio es una condición esencial para conseguir una buena concentración, y para la escucha
El silencio no es el objetivo, sino el medio para la concentración y la escucha de:
1.- Uke en todas sus acciones y reacciones
2.- La del propio cuerpo para percibir las sensaciones exteroceptivas y propioceptivas.
3.- La del entorno para descubrir que estímulos nos perjudican y cuales nos favorecen.

jueves, 16 de abril de 2015

PRACTICA DE LA DISUASION AIKI

En la primera fase de toda confrontación, el Aikido comienza por manifestar la voluntad de disuadir de manera verbal, gestual o física, a la parte que intenta hacer uso de la agresividad.

¿Qué debemos entender por la voluntad de  disuadir? Sencillamente el intento de convencer al otro con palabras, razones y gestos para que cambie de opinión y desista de su propósito de hacer uso de la violencia, y llegar a un entendimiento que concilie sus motivos y los nuestros.

El pensamiento y la enseñanza de Ueshiba respecto a la importancia de la disuasión en Aikido, está ampliamente expresado en estas frases extraídas de sus escritos:

“Haz tomar consciencia al agresor de la inutilidad de sus ataques, y manifiéstale durante el combate, el respeto y la estima a la que todo ser humano tiene derecho…”

“Aiki es la victoria por la paz. No se busca vencer, sino convencer, persuadiendo al agresor de que su ataque es inútil e innecesario…”
 
En una situación real, cuando el diálogo no ha podido convencer al agresor, y éste pasa al ataque, el aikidoka entra en la fase de la disuasión dinámica que consiste en:

a)Mostrar que es capaz de evitar el ataque sin responder
b)Dar tiempo al agresor para que sienta que sus ataques no tienen resultado.
c)Zafarse, escapar, esquivar, sin necesidad de proyectar o inmovilizar al atacante, es decir simplemente rechazando entrar en la pelea.


Si a pesar de esta voluntad de disuasión dinámica, el oponente prosigue en sus ataques y aumenta su agresividad, el aikidoka entrará en la fase de neutralización absoluta, siempre procurando no causar daño, o el menor posible.

domingo, 12 de abril de 2015

BUDOKAS SIGLO XXI

Guillermo a.k.a "AikiGuille"
Creador y administrador del BLOG: DIARIO DE UN AIKIDOKA
1er Kyu de Aikido, 4º Kyu Gendai Bu Jutsu
Responsable local de departamento IT en una multinacional

¿Cuándo empezó tu interés por el Aikido?
Mi interés por el Aikido comenzó el primer día que pisé un tatami, hasta entonces, como al 99% de la humanidad, mi conocimiento del Aikido se resumía a las películas Steven Seagal. Fue algo que me atrajo al instante pese a ser incapaz de coordinar mis piernas y mis brazos, y sentirme el ser más torpe que jamás había existido.

¿Cuándo te iniciaste en la práctica del Aikido?
Me inicié el 2 de febrero de 2010, hace poco más de cinco años (cómo pasa el tiempo!!!) en el Dojo de Larraona en Pamplona, y desde entonces ha sido un no parar de entrenar, ir a cursos, conocer gente, en definitiva: disfrutar cada día como el primero.

¿Por qué practicas Aikido?
Buena pregunta, le he estado dando vueltas y creo que es debido a que he encontrado un grupo de personas increíbles sobre el tatami que, como diría Ueshiba Morihei, me han tendido un puente de plata para crecer como persona y aikidoka. Por supuesto el hecho de sentirme física y mentalmente equilibrado gracias a la práctica también me ha ayudado mucho.
Un detalle curioso, que me gustaría añadir, es que yo provenía del fútbol sala, un deporte de equipo en el que casi siempre mis errores eran solucionados por otro compañero y viceversa. El Aikido me ha obligado a depender única y exclusivamente de mi mismo, nadie va a hacer el Shiho Nage, Ikkyo, Irimi Nage correctamente por mí, lo cual representa un estupendo reto diario.

¿Qué le sobra o le falta al Aikido que tú practicas?
Soy de la opinión que es mejor que sobre que no que falte, así que sobrar me parece que nada. En cuanto a que le podría faltar, como fan incondicional del Jiu Jitsu Brasileño aunque sin oportunidad de haberlo practicado nunca, creo que la práctica de suelo pudiera ser un estupendo añadido, pero como ya digo, mi opinión está muy influenciada por mi gusto personal.

¿Cuál es tu visión del Aikido para el siglo XXI?
Soy consciente que Ueshiba Morihei no terminó, ni de cerca, la obra que tenía en la cabeza cuando comenzó con el Aikido. Supongo que es tarea de todos los practicantes pasados, actuales y futuros terminar de dar forma a lo comenzado, pero siempre sin perder de vista los fundamentos básicos que nos dejó e intentando no desvirtuar nuestro maravilloso Budo con interpretaciones personales, quizás, demasiado alejadas en ocasiones de lo que en un origen se nos entregó.

También soy ferviente defensor de las nuevas tecnologías a la hora de expandir y dar a conocer el Aikido, y en el futuro creo que nos ayudarán a lograrlo, eso sí, pensamiento erróneo el de quien crea que sustituirá el enfundarse el keikogi a diario y darlo todo sobre un tatami para aprender, mejorar y avanzar paso a paso, en el Aikido no hay atajos.

Agradecimientos a Sensei Artola por ejercer de Uke y a Ángel Sagardoy por realizar las fotos. 

miércoles, 8 de abril de 2015

NUEVA PUBLICACION


Un nuevo libro que presenta el AIKIDO como una vía de
educación integral
al tiempo que propone nuevas formas entrenar
el Arte de la Disuasión

domingo, 5 de abril de 2015

REACCIONES INSTINTIVAS PRIORITARIAS

El ser humano frente a lo imprevisto, la amenaza o el peligro puede reaccionar de manera instintiva o reflexiva, pero en ambos casos el “gen de supervivencia” establece unas prioridades de acción  que son:

1.- Mantener o  recuperar el equilibrio perdido (corporal, mental o anímico)
2.- Huir, escapar de ese peligro o amenaza
3.- Resistir,  oponerse, luchar

Cuando el individuo pierde el equilibrio por accidente, o provocado por otra persona, su  capacidad de razonar se bloquea, y su voluntad  e intención queda  encadenada al deseo de recuperar la estabilidad, lo demás no cuenta ni se percibe, porque solo  desde la estabilidad se puede huir o resistir (supervivencia).
 
En Aikido cuando Uke bien equilibrado, apresa a Tori toda su atención está focalizada en su intención de sujetar y no dejarle escapar, pero si Tori consigue crear el desequilibrio  corporal de Uke, éste abandonará la atención y la fuerza de su presa para centrarla en el deseo de recuperar la estabilidad.

La misma función  cumple el atemi o el kiai para distraer  la atención de Uke en sus agarres,  aflojar la presa y  facilitar  la rotura de su estabilidad.


Tori no puede lograr la máxima eficacia en sus acciones si no consigue permanecer  y conservar una buena estabilidad.

domingo, 29 de marzo de 2015

LA PARADOJA DEL AIKIDO

La paradoja del Aikido como arte marcial:

Desde el punto de vista de la ley  y de la ética de este arte,  el aikidoka no puede ser el primero en atacar, si es agredido debe esperar a que ataque su adversario.

La eficacia del Aikido reside en actuar al mismo tiempo que el agresor inicia su ataque. Si actúa al mismo tiempo puede interpretarse como  que se ha anticipado.

¿Cómo hacer compatibles  ambos principios?


Una posible solución es esquivar los dos primeros ataques y responder a partir del tercer, en el que ya puede iniciar la defensa al mismo  tiempo que el otro  prosigue con su tercer  ataque. De esta manera  cumple con  ambos propósitos.


jueves, 26 de marzo de 2015

LOS SIGNIFICADOS DE "AIKI".

1.- En sentido literal significa acuerdo mutuo. Pero acuerdo mutuo ¿de qué?
2.- En sentido personal acuerdo, armonía y equilibrio entre el cuerpo y la mente.
3.- En sentido técnico significa fusión de energías entre Uke y Tori de tal manera que Tori aprende a servirse de la energía del atacante, y al mismo tiempo le impide resistir o atacar de nuevo
4.- En sentido psicológico o relacional Aiki es el modo de solucionar un conflicto sin violencia, disipando la agresividad y espíritu de discordia, y conseguir que ambos oponentes salgan ganadores.
5.- En sentido ético o espiritual Aiki es la vía de la reconciliación y colaboración mutua.
6.- La eficacia del Aiki aparece cuando conseguimos hacernos con el control del encuentro en el primer instante. Una vez tenemos el control podemos elegir entre lesionar y proteger al atacante. El aikido opta por la protección mutua.