Páginas

miércoles, 22 de marzo de 2017

El DOJO, 1ª parte

            La palabra japonesa “Dojo” significa  el  lugar o la sala donde se practica un arte marcial, como instrumento o vía  de superación personal.

            Su origen se remonta a la  época samurái, (siglo XV)  y a la creación de las primeras escuelas  (Ryu) de Bu-Jutsu, allí acudían los guerreros del clan no solo para aprender técnicas y tácticas de combate, sino también para mejorar su carácter.

            En aquellos tiempos algunos dojos se habilitaban en templos budistas, incluso el maestro Jigoro Kano dio el nombre de Kodokan al espacio o habitación que los monjes  Zen le cedieron en el templo  Eishoji  (Tokyo) para iniciar su método de Judo y sobre todo  para dar a los practicantes una formación moral que los inclinara a llevar vidas dignas, nobles y orientadas hacia metas superiores.

            Desde su creación el Dojo es el lugar consagrado al propio perfeccionamiento físico, técnico, mental y ético, por lo que el comportamiento de todos los que allí se reúnen  debe ser respetuoso, observando las normas de etiqueta establecidas.

            El ambiente de esta sala de entrenamiento debe ser acogedor y respirar silencio, sencillez, paz a fin de que induzca a la calma, el respeto, las buenas maneras, la amistad, la alegría, y predisponga a realizar un  trabajo serio encaminado al progreso personal.


            El Dojo normalmente es una sala rectangular cuyo suelo está cubierto de tatamis, y cada uno de sus cuatro lados tiene un nombre, un cometido y un simbolismo, como veremos a continuación.

domingo, 19 de marzo de 2017

Un lugar muy ZEN

Estamos acostumbrados a imágenes de  lugares, paisajes y parajes insólitos, espectaculares, de una belleza indescriptible, que invitan a la reflexión, introspección y meditación.
¡¡¡ Felicidades !!!
JOSÉ SANTOS

domingo, 12 de marzo de 2017

HISTORIA del KUATSU

            KUA significa:  vida;  TSU significa: técnica, arte, método, etc. Por tanto el significado real de  KUATSU  es: Método de reanimación,  o retorno a la vida.

         Los métodos de reanimación  basados en manipulaciones  manuales ya se practicaban en China 3000 años antes de J.C.

            Los japoneses  descubrieron estos procedimientos “efectos-reflejo”  causados por el masaje, o la percusión de ciertas partes del cuerpo, en el siglo VI de nuestra era,  cuando  estudiosos de diferentes artes y disciplinas fueron enviados a China para conocer  su  avanzada cultura, y aportar al Japón todo lo que considerasen de utilidad.

            Estas maniobras de socorro fueron aplicadas de inmediato entre los guerreros  que resultaban heridos en los campos de batalla.  Probaban sobre ellos lo aprendido, y lo que la intuición les impulsaba a hacer ... y retenían aquellas maniobras que se revelaban útiles y eficaces una y otra vez...

            Todos los actos de reanimación  que la experiencia había  validado, se guardaban en secreto bajo el nombre de KAPPO, ó  KWAPPO,  y solo se  enseñaban a los samuráis más hábiles o de mayor confianza de cada clan.

domingo, 5 de marzo de 2017

Sábado 25 Marzo Cursillo KUATSU

PROFESORES 
Alejandro Timón García 
Médico especialista , Cinturón negro Aikido;  1º Kyu Bu-Jutsu
Jose Santos Nalda Albiac
Maestro de Aikido, 5º Dan;  Monitor de Judo 1º Dan

EQUIPO NECESARIO
Judogi o chandall, y cuaderno de  apuntes
Horario: de 10.30 a 13.00 horas y de 16.30 a 19.00 horas

Organiza
GIMNASIO ALMOZARA SPORT CLUB
Información y reserva
976 43 28 02
C/ Batalla de  Almansa nº 9 – ZARAGOZA

domingo, 26 de febrero de 2017

Tres años creciendo, progresando y disfrutando

TRES AÑOS en la RED
Creciendo, progresando, aprendiendo, disfrutando, compartiendo.
Cursos, encuentros, entrenamientos, libros, charlas, artículos.
Muchas gracias a todos los AMIGOS de 
AIKI CONTROL

domingo, 19 de febrero de 2017

SABER ENSEÑAR


Saber enseñar es más que transmitir conocimientos, el maestro o el profesor también transmite valores, actitudes, principios, motivación y educación, y también enseña a desaprender aquello que ya no es válido aunque lo hayamos hecho toda la vida.

Un maestro con magia se esfuerza en impartir una clase bien preparada a la que valga la pena acudir, y en la que  los alumnos  participen de estas tres maneras:


Escuchen, y se asombren, se interroguen, se motiven.
Piensen y se hagan nuevas preguntas.
Respondan y lleven lo aprendido a sus actos.